Repetir una fantasía

on

¿Quien no ha quedado atrapado con una película alguna vez en sus vida? Aunque sea la canción principal se te paga y la tarareas aun sin querer.

Hace un tiempo para ver una película varias veces debías entrar al sala de cine repetidamente antes de que la retiraran de cartelera, lo que era un gasto en las diferentes funciones, para una misma persona.

Hasta que llegaron los DVD y/o las copias ilegales que tantos dolores de cabezas han dado a la industria cinematográficas, que afortunadamente están sufriendo una etapa de desuso de estos equipos electrónicos de reproducción.

Sin embargo, nuestro deseo de ver varias veces una misma película se hace realidad por medio de la televisión paga, que nos permite repetir la fantasía de un cuento o las emociones que genera una producción cuando la vez por primera vez.

De allí la importancia de enviar mensajes adecuados a través del arte cinematográfico y la responsabilidad de quienes las producen con la sociedad mundial. Se ha demostrado que quedan en la mente por siempre y que tiene la capacidad de influir en la cultura de un pueblo.

La misma película 100 veces

Los niños tienden a querer ver muchas veces una misma película. Afortunadamente tienen una razón positiva para ello. No hay motivo para escandalizarse ni para creer que la producción tiene un sentido macabro en lo subliminal.

Esta conducta es normal en los niños, porque están repasando un conocimiento adquirido, repitiendo las emociones de bienestar e internalizan las habilidades practicas y físicas. Es algo similar cuando se les impone una rutina para sus deberes cotidianos, su cerebro esta acostumbrado a las repeticiones de manera positiva.

Se aprende por la repetición

Cuando se influye con un mensaje que no es el apropiado usando recurso como un vídeo, pueden resultar consecuencias muy negativas. Tal es el caso de esos vídeos donde se vulneran la seguridad por medio de la cerrajería y se asume como una travesura de jóvenes.

El trabajo de los cerrajeros profesionales que realizan aperturas se hace parecer como juego de niños. Aunque para algunos resulte muy sencillo por su habilidad con las ganzúas, la verdad que es un delito realizar esta practica.

Algunos padres se frustran cuando la censura no es apta para sus hijos, pero detrás de esta norma hay una intención de protege la mente de los niños a digerir contenido inapropiado en las salas de cines, en televisión y se deben cumplir lo mas posible.

Cine, Discos y TV paga

Querer repetir una película para detallar los efectos, para poder entender como se desato la trama, porque simplemente nos gusto y quiere disfrutar de la magia del cine, tiene afortunadamente varias medios para lograrlo.

Visitar la salas de cine, comprar la copia legal cuando la distribuyan en las tiendas autorizadas, verlas por internet o comprándola en la televisión paga, no hay excusas para no volver a verla.

En cuanto a los niños, por mas que una película infantil se vuelva popular, ve por primera vez junto a tus hijos para que percibas el mensaje que envían, cuestiona si es lo que deseas en su educación y influye positivamente en la moraleja.