La otra cara de una película

Al momento de adquirir las entradas para entrar al cine, compra los refrescos y las palomitas de maíz para disfrutar del estreno, nada se sabe de lo que esto marcara la vida de los actores que allí participan del éxito o no del rodaje. Cuando se presentan ante los expertos críticos en su primera presentación, es obvio de que algo se pueden imaginar, que tan taquillera pueden resultar, pero a la hora de la verdad cuando el público general se digna a ver y sacar sus propias conclusiones.

Ver la interpretación de los actores con estos personajes, nos hace olvidar que son unos simples mortales, con vida propia muy diferentes a las que alii vemos. Cuando vemos una excelente película, me resulta difícil dejar de ver la cara del actor en su faceta real, sin dejar de relacionarla con la película.

El término de paparazzi, seguramente se creó cuando los periodistas se les han olvidado, que son unos individuos con y silvestre que necesitan tener una vida propia y privada del mundo. Al termino de destruirle sus vidas sentimentales, por la divulgación de noticias que se exceden de los trabajos realizados. A quien se le ocurrió decir que son personas públicas y que se debe saber todo de ellos sin dejar nada en privado.

Hay personas que se obsesionan con los actores, con sus vidas rayando en lo peligroso. Es posible y seguro que los actores y sus familias posean en sus casas un alto nivel de seguridad no solo para evitar los mirones sino por las valiosas pertenencias que otros desean tener. No solo personal de vigilancia, cerrajeros mataro, guardaespaldas y cualquier tipo de profesional que garantice protección para llevar una vida medianamente tranquila.

Es obvio que los actores de cine, saben en lo que se han metido cuando deciden tomar este tipo de carreras, pero esto no lugar para que el resto de la humanidad pretenda abusar de esto, para lucrarse con cualquier tipo de información desde publicar un baño de sol, pasando por un problema familiar, enfermedades virales y hasta la muerte.

Es que acaso, ¿esto no es común para cualquier persona?. Una vez que alguien decide meterse en este mundo del cine, debe tener una personalidad muy sólida para soportar el precio de la fama, algunos no han sido tan fuertes para soportarlo, hundiéndose en el consumo de sustancias ilegales o de alcohol, ambientes lujuriosos y de prostitución, que ni el mejor guardaespaldas o el mejor cerrajero granollers en sus valiosas casas lo salvaran del demonio que los acecha.

La última noticia lamentable de la que me entere fue de la muerte de la novia de un actor tan reconocido como Jim Carrey, que nos ha alegrado con las películas acertadas, con un carisma tan peculiar, pero con una vida oscura, según lo que se publica, a tal manera de ser el causante del suicidio de su novia, a la cual le contagio según dicen de enfermedades venéreas terribles, Es allí cuando me pregunto si es necesario conocer esta informacion, ¿no es suficiente con su repertorio actoral?.