¿Qué pasa con las nuevas películas animadas?

A mí me encanta el cine y eso no se puede negar, pero es inevitable decir que algo pasa con este tipo de entretenimiento, sobre todo cuando se trata de las opciones para los más pequeños de la casa. Sin dudas, las ideas para películas exitosas no se consiguen tan fácilmente como antes y eso, inevitablemente, ha hecho que rebusquemos en lo más profundo de la creatividad humana y el resultado no se deja esperar.
La verdad es que, o las películas son muy densas, tantos que los niños no logran entenderla, o son tan simpes que parece ridículo que alguien haya invertido para que se produjeran, pero se hace.
Sí. Pasamos de intensamente, una película que es totalmente angustiante, en la búsqueda de unos sentimientos, y ante la torpeza de los sentimientos, a películas tan básicas como Shrek , la cual me molesta mucho pues habla de anti valores, o por lo menos eso es lo que me genera a mí.
Quizá para muchos este nuevo tipo de películas sea mejor para los niños pues les presenta un mundo más realista, pero la verdad es que nadie ha decidido que eso es lo mejor. Yo me quedo con el mundo irreal en donde todo era posible, pero que gran atizaba un momento de esparcimiento agradable.
Hoy, al parecer necesitamos ser expertos en cine para poder entender alguna de estas películas y no se logra la misma aceptación por parte de los más pequeños. No voy a negar que se venden pues lo hacen, pero es más por la tecnología y los colores que por la temática de la producción.