Magia en el cine

on

Yo me confieso fanático de la magia, yo soy de esos que piensan que hogward existe y que mi carta se perdió en alguna parte del camino. Si, quizá lo de la magia para algunos pueda ser algo tonto, pero para mí no es más que un síntoma de que son una persona con gran imaginación.

La verdad es que si, las historias de, magia me gusta mucho, pero definitivamente, si tengo que nombrar solo una, diría que es Harry Potter. De Harry me he leído todo, lo que está escrito y lo que no, y en cuento a películas es muy interesante ver el proceso de evolución que sufrieron los personajes.

Yo recuerdo aun a ese Harry cerrajero, si, Harry Potter fue cerrajero en aquella oportunidad que  iban en búsqueda de la piedra filosofal y la puerta no abría. Alguno de los tres, creo que fue Hermione blandió su varita y deshizo la seguridad, cosa que le gustaría hacer a todo cerrajero barcelona en la realidad.

Luego de ese episodio, quizá muy ingenuo, pasamos a ver acciones más contundentes en Harry Potter. Por ejemplo, ya para la cámara de los secretos, Harry se enfrentaba con fuerzas oscuras de otro nivel. El hecho de estar encerrado en una cámara secreta con un basilisco que amenazaba con matarlo nou una situación infantil sino de mucho riesgo, pero siendo un mundo mágico se pudo librar de aquella situación.

Pasa el tiempo, Harry y los demás siguen evolucionado en ese mundo mágico y la historia se vuelve más densa, de hecho, se llega al punto donde la muestre es una opción, incluso tratándose de adolescentes.

El peligro asecha en todos lados, pero eso no deja que nos deslumbremos con el gran despliegue de magia. Como en la vida, en Harry Potter, a pesar de las adversidades hay momentos gratos, momentos buenos; no se puede decir que es una historia tétrica ni mucho menos.

Llega el final de la serie y no deja de ser tan mágica como en el principio, de hecho, se muestra mucho más épica que las entregas anteriores. Todos están crecidos y eso les da el poder de lanzar hechizos más fuertes y sin restricciones. El clima de caos también les da mucha libertad, tanta que son capaces de herir, incluso matar si la situación lo amerita.

En la última entrega de la serie no se escatima en hechizos, esta vez los protagonistas tratan de librar una batalla por su independencia y libertad.

Una vez más, gracias a la magia y a la voluntad de los magos logran salvar el mundo, esta vez para siempre, o por lo menos eso es lo que  nos dice la historia. Sin dudas, es uno de los ejemplos de cine de magia más importante de todas las épocas, y no sé si es porque se trata de un niño mágico o porque nos llevan de aventura por 8 películas, a los puntos de hacernos familiares con los personajes.